martes, 27 de mayo de 2014

LA CUARTA SEÑAL. La Última Y Fascinante Novela De JOSÉ CARLOS SOMOZA.

Todos somos, y esto lo digo sin dudarlo, una persona y muchas. La idea de la trinidad quizá se quede corta para algunos de nosotros y nuestro ser lo conformen un número casi infinito de personalidades por brotar, a expensas de ser autorizadas por la máscara que permitimos a los demás observar en nuestro día a día más prosaico. Ya se ha hablado mucho de la modificación que las Redes Sociales, tal y como las entendemos como elemento de ocio (no así su versión técnica o científica), han provocado en esta sociedad de principios del siglo XXI. La comunicación humana se ha facilitado y multiplicado pero también las personalidades de los usuarios ya que el número de cuentas abiertas en la red no determina, ni mucho menos, el número de personas físicas que hallamos tras ellas. Existe una gran proliferación de “personajes” tras cuyo ajado telón de fondo se esconde un solitario Mago de Oz. Este planteamiento en su desmesurada hipérbole es el que encontramos en el mundo que José Carlos Somoza nos describe en “La Cuarta señal” (Minotauro, disponible en FantasyTienda). O en los mundos, puesto que la virtualidad de ÓRGANO TM se incorpora a la realidad habitual alterándola sin duda, pero sobre todo acompañándola en su ineludible trascurrir. 
José Carlos Somoza (La Habana, Cuba, 13 de noviembre de 1959) tiene una larga carrera relacionada con el misterio y la novela policíaca de tintes fantásticos que le avala dentro del género y una más que respetable cantidad de galardones como el Premio Sonrisa Vertical 1996, Café Gijón 1998, Fernando Lara 2001 o el Ciudad de Torrevieja de 2008. Sus novelas, entre las que destacan "Clara y la penumbra", "Zig zag" o "La llave del abismo", se han traducido a más de 30 idiomas. Minotauro da comienzo con él a su nueva Colección M, que contará con una serie de autores nacionales ya consagrados e intentará abrir las puertas del género al lector casual. Pero, ¿qué es ÓRGANO TM? . ÓRGANO TM es un mundo virtual -o mejor, es el mundo en virtual, una reproducción exacta del escenario en que se desenvuelve la humanidad. Es un software creado por el matemático Alan Neumeister pero cuyos cálculos pudieron realizarse convirtiéndolos en notas musicales. Así, todo el plano virtual se basa en el Preludio del primer libro de “El clave bien temperado” de Bach, todo se sostiene sobre los pilares de la música del gran genio del Barroco. En la novela las posibilidades de este nuevo mundo han provocado un cierto abandono del “real” en favor del que llamaremos “virtual” de manera que los negocios más provechosos se realizan en virtual, los mejores trabajos se encuentran en virtual, la vida social se realiza en virtual. Y allí, dentro de ÓRGANO TM, la humanidad da rienda suelta a sus roles ocultos liberando tantos personajes como sensaciones o incluso vidas se desee experimentar. Y por eso el virtual puede ser un mundo de brillantes destellos de esperanza o el más oscuro y desalmado estercolero que imaginarse pueda. Un mal paso en la zona libre puede acarrear graves sufrimientos, enfermedades o incluso la muerte de los personajes, no así del jugador, pero además existen maneras de traspasar las barreras y afectar al propio jugador real; aquellos personajes dotados del don musical adecuado pueden convertirse en “Musimas” y producir alteraciones en ÓRGANO TM utilizando la música de Bach; otros pueden convertirse en instrumentos con los que producir esa música. En este escenario virtual nadie es lo que parece porque nadie quiere revivirse, todos quieren vivir esas vidas y esos yoes que aún mantenemos ocultos. 
La excepción a la regla podría ser María / María B (35 años) en su primera conexión, una madre en busca del trabajo que no encuentra en real y que, tras resistirse durante años, decide descargar el programa del que todos hablan. Pero como ya he dicho, bajo mi punto de vista María aún es María, quizá eso la haga aún más especial, su principal objetivo es darle un mejor futuro a su adorada Belén, mientras aún quede alguna oportunidad. Pero todo esto va a cambiar. En apenas unos minutos de virtualidad la vida de María / María B dará un vuelco radical. La aparición de un joven cuerpo femenino en la iglesia del personaje llamado Preste, justo el primero con el que se relaciona, le llevará a conocer a Jaime / Adam Finkus (16 años) el detective virtual conocido como “El Hallador” y accidentalmente ser contratada como ayudante de éste. Pero no nos equivoquemos, no es esta una historia de Sherlock y Watson, no, nada más lejos de la realidad porque este incidente es el inicio de una carrera contrarreloj y no un minucioso y reposado análisis de datos. A partir de este instante los sucesos se precipitarán en cascada; el miedo, la tensión y el peligro se multiplicarán de manera exponencial y ambos deberán luchar por sus vidas en los dos mundos mientras desentrañan las señales que pueden acabar con ambas realidades y aquellas otras que poco a poco dan comienzo a una verdadera historia de amor. Merece la pena hacer hincapié en el ritmo frenético de la novela, en los continuos giros argumentales y senderos inesperados que nos mantienen en vilo y pegados a sus páginas sin remisión pero, al mismo tiempo, J.C. Somoza encuentra las pausas justas y necesarias para mostrarnos la interioridad no solo de los protagonistas sino de algunos otros personajes y jugadores memorables de gran importancia para la trama. Quizá al ritmo de la música de Bach, de la que dicen que se puede tocar hacia delante y hacia atrás, avanza la historia hacia un destino irreversible pero circulando por caprichosos derroteros. Sin destripar demasiado la trama (algo complicado sobremanera) me limitaré a finalizar diciendo que me ha parecido una excelente novela dentro de un pseudogénero que cabalga entre la novela negra, el thriller más apasionante y la ciencia ficción sin pecar demasiado de las carencias de ninguno de ellos y encontrando un punto medio que nos deja un reconfortante sabor de boca al terminar la lectura. Todo ello aderezado con el más que posible descubrimiento (como por mi parte) de la música hipnotizante del señor Johann Sebastian Bach y, entre otros, de su Preludio a “El Clave bien temperado”.
Informacion via  http://www.fantasymundo.com Alverto Muñoz

No hay comentarios:

Entradas populares

VIDEO CLIP DEL MES

LOS QUE ROCKOLAN VIENEN DE


I made this widget at MyFlashFetish.com.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin