miércoles, 5 de septiembre de 2012

SWEENEY TODD. (La Película). 2007. MUSICALES.

Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (en España Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet y en Hispanoámerica Sweeney Todd, el barbero demoníaco de la calle Fleet) es una adaptación cinematográfica del musical homónimo de Stephen Sondheim y Hugh Wheeler (a su vez inspirado en la pieza teatral de Christopher Bond).
El musical fue originalmente dirigido por Harold Prince, con Angela Lansbury y Len Cariou. La versión cinematográfica está protagonizada por Johnny Depp, en su sexta colaboración con el director Tim Burton.
La película narra la melodramática historia de Sweeney Todd, un barbero inglés que asesina a sus clientes con una navaja de afeitar en la Era victoriana con la ayuda de su cómplice la Sra. Lovett, quien convierte sus cadáveres en pasteles de carne. El director fue cautivado por las cualidades cinematográficas del musical de Sondheim mientras todavía era un estudiante, Burton contempló llevar a cabo la versión cinematográfica desde principios de los 80. Sin embargo, no fue hasta 2006 que tuvo la oportunidad de consumar su ambición cuando DreamWorks anunció su nombramiento para reemplazar al director Sam Mendes quien había estado trabajando sobre tal adaptación. El reparto cuenta con los roles principales de Johnny Depp como Sweeney Todd y Helena Bonham Carter como la Sra. Lovett. Depp, que desconocía su habilidad para cantar, tomó lecciones en la preparación para su papel. Sin embargo, el funcionamiento vocal de Depp satisfizo a una parte de la crítica quienes también destacaron las dotes musicales de Alan Rickman.
Se estrenó el 21 de diciembre de 2007 en Estados Unidos. La película ganó un importante número de premios, incluyendo el Globo de Oro a la mejor película - Comedia o musical, el Globo de Oro al mejor actor - Comedia o musical, y el Óscar a la mejor dirección de arte; Johnny Depp también fue nominado al Óscar al mejor actor. Aunque no fue un éxito excepcional de taquilla en EE UU funcionó bien a nivel mundial, editándose un álbum de banda sonora y varias ediciones de DVD.
Benjamin Barker (Johnny Depp), un experto barbero, es falsamente acusado y condenado a una vida de trabajos forzados en Australia por el corrupto juez Turpin (Alan Rickman), quien estaba enamorado de Lucy, la esposa de Barker (Laura Michelle Kelly). 20 años después, con el alias de " Sweeney Todd ", Barker vuelve a Londres junto al marinero Anthony Hope (Jamie Campbell Bower). En su viejo local de la calle Fleet, encima de la pastelería de la Sra. Nellie Lovett (Helena Bonham Carter), le dicen que Lucy fue violada por Turpin y que ella misma se envenenó con arsénico. La hija adolescente de Tood, Johanna (Jayne Wisener), es ahora la discípula de Turpin, igual que su madre antes de que ella fuese el objeto de deseo de Turpin. Todd clama venganza, volviendo a abrir su barbería sobre la pastelería después de que la Sra. Lovett le muestre sus viejas navajas de afeitar.
Vagando por Londres, Anthony observa a Johanna que canta a sus pájaros desde la ventana de su habitación, y una mendiga le dice que el nombre de la chica es Johanna. Anthony se enamora de ella al instante, pero es expulsado de la casa del Juez por Turpin y su secuaz, el alguacil Bamford (Timothy Spall). No desalentado, el marinero está decidido a fugarse con ella para casarse. Durante una visita al mercado, Todd denuncia un fraudulento tónico para el cabello inventado por el peluquero italiano Adolfo Pirelli (Sacha Baron Cohen)alegando que esta elaborado con tinta y pis, y lo humilla en público en una competición de afeitado. Todd se impacienta esperando la llegada del alguacil Bamford para llegar a su establecimiento; la Sra. Lovett lo consuela cuando Pirelli y su ayudante, el joven Tobias Ragg (Edward Sanders) llegan. La Sra. Lovett mantiene a Toby ocupado abajo, mientras en la barbería Pirelli le recuerda a Todd que él fue su antiguo ayudante e intenta chantajearlo, exigiendo la mitad de los ingresos de Todd, si no, revelaría su verdadera identidad. En lugar de acceder a los chantajes de Pirelli, Todd lo golpea con una tetera metálica y le deja inconsciente. Entonces mete Pirelli en un baúl, cortando más tarde su garganta.
Después de algún consejo del alguacil, Turpin, con la intención de proponer a Johanna en matrimonio, visita la barbería de Todd para afeitarse. Reconociéndolo, Todd se relaja y afeita a Turpin dispuesto a cortar su garganta. Antes de que pudiera hacerlo, es interrumpido por Anthony, que se disponía a revelar su plan de fuga para casarse con Johanna antes de que Turpin llegase. Turpin se marcha enfurecido, jurando no volver. Su posibilidad de venganza falló, Todd tiene una Epifanía, y decide que toda la humanidad, en nombre de Turpin, merece la muerte, y expresa su rabia cruel sobre sus clientes esperando otra posibilidad para matar al juez. No hacía distinciones en sus matanzas, castigando a la aristocracia corrupta por su explotación a aquellos de clase baja, salvando a las clases inferiores de su cruel plan. La Sra. Lovett se convierte en su cómplice, sugiriendo la eliminación de los cuerpos cociéndolos al horno y haciéndolos tartas para reflotar su negocio. Todd mejora su silla de barbero con un mecanismo manejado por un pedal, que arroja a sus víctimas por una trampilla a la panadería de Lovett. Con el paso de las semanas, los asesinatos de Todd se acumulan (aunque perdona la vida a un hombre que iba acompañado de su esposa e hija). Mientras tanto, Anthony comienza a buscar a Johanna, que fue enviada por Turpin al manicomio de Fogg, como castigo por su rechazo a casarse con él.

La barbería y el negocio de las tartas prosperan económicamente, y Lovett contrata a Toby, el joven discípulo de Pirelli como ayudante. Con tal éxito en ambos establecimientos, la Sra. Lovett informa a Todd de sus proyectos para mudarse a la playa. Anthony finalmente descubre el paradero de Johanna, y bajo los consejos de Todd, se hace pasar por aprendiz de un fabricante de peluca, permitiéndole el acceso al asilo. Todd tiene un nuevo plan para atraer a Turpin de vuelta, y entrega a Toby una carta diciéndole que Johanna sería traída a la barbería cuando Anthony la liberase. Toby sospecha de Todd y dice a la Sra. Lovett, inconsciente de su papel en los crímenes: que promete protegerla, considerándola como su madre. El alguacil Bamford llega a la peluquería, informando que los vecinos se quejan del mal olor que sale de la chimenea. Es asesinado por Todd, y la Sra. Lovett informa a Sweeney de las sospechas de Toby. Ambos buscan a Toby, a quien la Sra. Lovett ha encerrado en el sótano de la pastelería. Toby no es encontrado, habiéndose ocultado en las alcantarillas después de ver el cuerpo del alguacil pasar por la trampilla de encima, así como al encontrar dedos en una tarta. Mientras tanto, Anthony libera a Johanna y la trae a la barbería disfrazada, donde ella se oculta en un baúl en una esquina del local, mientras Anthony encuentra un coche.
Una mendiga con problemas mentales ,la misma que se topó con Anthony frente a la casa del juez entra en la barbería. Cuando Todd entra, ella le dice que lo reconoce. En ese mismo momento, se escucha la voz de Turpin. Todd corta rápidamente la garganta de la mendiga y arroja su cuerpo por la trampilla. Como Turpin entra, Todd le explica que Johanna se había arrepentido, y le ofrece un afeitado gratis. Todd revela su verdadera identidad a Turpin y lo apuñala en el cuello numerosas veces antes de cortar finalmente su garganta y dejarlo caer por la trampilla. Como Johanna echa una ojeada fuera del baúl, Todd la descubre y se dispone a cortar su garganta también, no reconociéndola como su hija. Un grito de Lovett lo desvía al sótano, donde ella le dice que Turpin todavía estaba vivo y había tratado de agarrar su vestido antes de morir. Viendo los cadáveres a la luz del fuego de la panadería, Todd descubre que la mendiga era su esposa Lucy, quien él había creído muerta basándose en lo que le dijo Lovett sobre el envenenamiento. Todd descubre que Lovett sabía que Lucy estaba viva, y ella intenta convencer a Sweeney de que ella lo engañó por su propio bien, confesando que ella lo ama y sería mejor esposa de lo que Lucy fue jamás. Todd pretende perdonarla, bailando locamente con ella alrededor de la panadería antes de empujarla al horno abierto y de encerrarla en él. Todd vuelve a Lucy y mientras abraza su cuerpo inerte, Toby surge de la alcantarilla y recoge la navaja de afeitar del suelo. Todd parece oírlo y levanta su cabeza, permitiendo a Toby cortar su garganta. Cuando Toby se aleja, Todd sangra hasta morir sobre su esposa muerta, abandonando a Johanna que consigue huir con Anthony.

Tim Burton vio por vez primera el musical de Stephen Sondheim de 1979, Sweeney Todd, el Barbero diabólico de la Calle Fleet, cuando aun estudiaba CalArts en Londres en 1980. Aunque no se considera fan del género musical, Burton quedó fascinado por lo cinematográfico que el musical era, y repetidamente asistía a las funciones. La describió como una película en armonía con la música, y fue "deslumbrado tanto por la música como por su sentido macabro." Cuando arrancó su carrera como director a finales de los años 80, Burton se acercó a Sondheim con la idea de hacer una adaptación cinematográfica, pero nada salió de aquello. En palabras de Sondheim, "Burton se marchó e hizo otras cosas."
Mientras tanto, el director Sam Mendes había estado trabajando en una versión de la historia durante varios años, y en junio de 2003, se acercó a Sondheim para escribir el guion. Mendes y el productor Walter F. Parkes obtuvieron la aprobación de contratar al escritor John Logan. Logan antes había colaborado con Parkes en Gladiator, y había dejado entrever que su desafío más grande era la adaptación del musical de Sondheim a la gran pantalla "tomé una decisión, un magnífico musical de Broadway y su adaptación cinematográfica, con una película emocionalmente honesta. En el teatro, puedes tener un coro cantando e interpretando a la gente de Londres, pero pienso que eso enloquecería un poco la película." Mendes se marchó para dirigir la película 2005 Jarhead, y Burton no tardó en asumir la dirección después de que su proyecto, Ripley's Believe It or Not!, se cancelara debido a su presupuesto excesivo.
DreamWorks anunció el nombramiento de Burton en agosto de 2006, y Johnny Depp fue elegido como Todd. Tras la contratación de Burton, entre él y Logan reelaboraron el guion;7 "trasladar una obra de 3 horas a una película de 2 requiere algunos cambios. Algunas canciones se acortaron, mientras que otras fueron retirados por completo." Christopher Lee, Peter Bowles, Anthony Head, y cinco actores más estaban listos para interpretar a narradores fantasmas, pero sus actuaciones fueron suprimidas. Según Lee, estas supresiones se debieron a la falta de tiempo provocada por una ruptura en la filmación en marzo de 2007, mientras la hija de Depp se recuperba de una enfermedad. Burton y Logan redujeron también la importancia de otros elementos secundarios, como el romance entre Johanna y Anthony, permitiendo a la película centrarse en el triángulo entre Todd, la Sra. Lovett y Toby.
 El rodaje comenzó el 5 de febrero de 2007 en los Pinewood Studios, y terminó el 11 de mayo, a pesar de una breve interrupción en el rodaje cuando la hija de Depp se puso enferma. Burton optó por rodar en Londres, donde se sentía "como en casa" desde su trabajo en Batman en 1989. El diseñador de Producción Dante Ferretti recreó un Londres más oscuro, más siniestro, adaptando la Calle Fleet y alrededores. En un principio, Burton planificó usar poco decorado y rodar la película delante de una pantalla verde, pero finalmente hizo lo contrario, declarando que los decorados físicos ayudan a los actores a entrar en un estado de ánimo musical: " Solo con gente cantando delante de una pantalla verde todo parecía más deshilvanado ". Depp creó su propia imagen de Todd. El maquillaje púrpura y marrón fue aplicado alrededor de sus ojos para sugerir una fatiga y una rabia, como si " nunca hubiese dormido ".
Burton insistió en que la película debía ser sangrienta, tal y como sintió en las versiones teatrales donde la reducción del derramamiento de sangre le privaría de fuerza. Para él, "todo es tan íntimo con Sweeney que la sangre supone su liberación emocional. La catársis que le supone es algo literal." El productor Richard D. Zanuck dijo que "[Burton] tenía un plan muy claro para hacer de esto algo surrealista, una especie de Kill Bill. Habíamos hecho pruebas y experimentos con el acuchillando de cuello, con la sangre que sale hacia fuera. Recuerdo haber dicho a Tim, 'Dios mío, nos desafiamos a hacerlo?'". Sobre el decorado, la sangre falsa fue pintada de naranja para dar un aspecto desaturado a la película, y los miembros del equipo llevaron bolsas de basura para evitar mancharse mientras filmaban. Este tono macabro puso a algunos estudios nerviosos, hasta que la Warner Bros, DreamWorks y Paramount se marcaron para el proyecto un presupuesto de 50 millones de dólares. Burton dijo " el estudio se quedó helado con ello y aceptaron porque sabían que clase de espectáculo podría llegar a ser. Cualquier película es un riesgo, pero es agradable ser capaz de hacer algo que no encajaría en el musical o en películas de cuchillos."
Sweeney Todd es la segunda película dirigida por Burton no orquestada por Danny Elfman (la primera fue Ed Wood). Burton quiso evitar los diálogos interrumpidos por las canciones. Eliminó el famoso número de apertura del espectáculo teatral, "la Balada de Sweeney Todd", explicando, " ¿Por qué tienen un coro que canta sobre de la historia de Sweeney Todd cuando simplemente se podría avanzar e ir asistiendo a ella?" Sondheim reconoció que al rodar la adaptación de un musical, el argumento va cambiando, y fue enviando los archivos MP3 de sus canciones acortadas por Mike Higham, el productor musical de la película, para su aprobación. Otras canciones fueron también cortadas, y Sondheim notó que había "muchos cambios, adiciones y tachaduras ... [aunque] ... si usted va acompañado, pienso que pasará un rato espectacular." Para crear algo más grande, más cinematográfico, la película fue orquestada de nuevo por el creador de la musica original, Jonathan Tunick, que aumentó la orquesta de veintisiete músicos a setenta y ocho.
La banda sonora de Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet fue lanzada en una edición de lujo el 18 de diciembre de 2007. La forma de cantar de Johnny Depp fue descrita por un crítico del New York Times como "áspero y tenue, pero increíblemente poderoso". Otro crítico añade que, aunque la voz de Depp "no tiene tanto peso o poder", "su oído es, obviamente, excelente, porque su tono es perfecto ... Más allá del buen nivel mostrado, la expresividad de su canto es crucial para la representación. A pesar de la tonalidad de Sweeney, exteriormente es un hombre malhumorado, consumido por una furia asesina que amenaza con estallar cada vez que respira y se prepara para hablar. Sin embargo, cuando canta, su voz cruje y se rompe con la tristeza." Brian Bell, de Weezer declaró que la banda sonora de la película fue su álbum favorito de 2008.

Los expertos dieron a la película muy buenas críticas. El 30 de enero de 2008, la página de crítica Rotten Tomatoes dijo que el 87% de los críticos le habían dado a la película una crítica positiva, basado en 160 reseñas. Metacritic comunicó que tuvo una puntuación de 83 sobre 100, basado en 38 reseñas.
Time lo calificó como A- y le añadió: "Burton y Depp le infunden brillantemente la frialdad de Stephen Sondheim con una ardiente pasión. Helena Bonham Carter y un gran elenco le dan una furia a este musical de pesadilla. Es extremadamente grandiosa..." La misma publicación lo colocó entre las 5 mejores películas del año. Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, le dio una altamente favorable crítica con una calificación de 4/4, laureando el estilo visual de Burton. En la revista Variety, Todd McCarthy la calificó como una película "tan aguda como rápida" "y una satisfactoria versión de la obra teatral de Stephen Sondheim de 1979 ... han combinado perfectamente gracias a la excelente dirección de Tim Burton, el ajuste de tuercas del experto guionista John Logan, y la atormentada y melodiosamente experta actuación de Johnny Depp y Helena Bonham Carter. Este montaje artístico asegura que la película cosechará una audiencia más grande que la del musical de Sondheim, aunque dependerá en parte de la tolerancia de la clase alta por las dosis de sangre, y lo lejos que la sociedad se encuentra de la intelectualidad." Lisa Schwarzbaum de Entertainment Weekly la calificó con una B - Indicando en su crítica, " para representar de manera apropiada a Sweeney Todd, los cuellos deben ser cortados, la carne humana debe ser aplastada en pasteles, y la sangre debe salir a chorros en fuentes y ríos de muerte. Entre Tim Burton, quien ... tiernamente ha dirigido con arte una sopa espesa, roja como el tomate, con sangre falsa con el entusiasmo del financiero hollywoodiense Jackson Pollock." Siguió refiriéndose a la obra como " ... opulenta, fina mezcla del melodrama original de Sondheim y la firma de Burton haciendo que sea difícil pensar en cualquier otro cineasta tan satisfecho con su trabajo."
En la sección DVD Reviews, Chris Nashawaty de EW dio la película un A-, declarando, " la elevada voz de Depp le hace preguntarse a uno los otros trucos que oculta... Observando la destreza con la que Deep maneja las navajas de afeitar ... es difícil no acordarse de Eduardo Manostijeras podando setos hace 18 años ... y toda la belleza perdida y que [Burton y Depp] nunca conocieron. "" En Rolling Stone, Peter Travers la calificó con 3,5/4 añadiendo "Sweeney Todd es un gran thriller de principio a fin, tétrica, monstruosamente divertida y musicalmente emocionante... [la película] es una maravilla sangrienta, íntima y épica, horrorosa y desgarradora como un soplo de aire en la obra de Sondheim." El crítico incluyó la película en el ránking de sus 5 películas favoritas del 2007. Kirk Honeycutt, del Hollywood Reporter dijo "la sangre yuxtapuesta a la música es sumamente inquietante. Contrariamente a las expectativas. Burton empuja a su público a sentir la locura y la furia destructiva de la obsesión de Sweeney. Combinado con Depp, su alter ego a largo plazo, Burton hace de Sweeney un ser latente de furia y odio que se consume a si mismo. Con su interpretación robusta y una voz sorprendentemente buena, Depp será Sweeney Todd eternamente." Harry Knowles dio a la película una crítica sumamente positiva, califiándola como la mejor película de Burton desde Ed Wood, su película favorita de Burton, y dijo que ésta era posiblemente superior. Elogió a todo el reparto y la cinematografía, pero añadió que la película no ataería a las personas no seguidoras de los musicales debido al predominio de la música en la película.
No todas las críticas fueron positivas. Cole Haddon de film.com fue crítico con las voces de Depp y Bonham Carter y el empleo de efectos visuales. Refiriéndose a su postura, Haddon declaró que su crítica desfavorable de la película era "contraria a lo que pueda leer en cualquier otra parte", aludiendo al refrán "estoy solo contra el mundo," destacando la enorme aclamación por parte de la crítca que la película había recibido.
video
video

video

video

No hay comentarios:

Entradas populares

VIDEO CLIP DEL MES

LOS QUE ROCKOLAN VIENEN DE


I made this widget at MyFlashFetish.com.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin